EDITORIAL

De referencia

Va a ser difícil que el PRI se reivindique ante la ciudadanía

Con todo y eso, busca entrar en la competencia por la Presidencia de la República, y sigue en la estrategia de la limpia de personajes con la sombra de corrupción.

La otra es que Andrés Manuel López Obrador ha explotado ese tema todo el tiempo, y que le ha permitido permear entre la población; son sus muletillas, y es su lucha contra la corrupción.

Y las recientes detenciones le dan más alce.

Se entiende que la corrupción en México no es privativa de los priístas, sino que se disemina entre los gobernantes de todo tipo de ideología, y ejemplos hay varios: Ángel Aguirre Rivero del PRD en Guerrero, o Guillermo Parrés del PAN en Sonora, aunque el primero no está ni siquiera iniciado en investigación alguna, pero hubo de pedir licencia por el caso Ayotzinapa.

Cada vez son más los que señalan que se debe actuar al parejo contra unos y otros, pero también es correcto decir que se ve más en los priístas, por el hecho de que son mayoría.

Y todavía hay uno prófugo: César Duarte Jarquez, ex gobernador de Chihuahua.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Check Also

Close
Close